top of page
  • Foto del escritorJuanpablo Barrantes

Resistir sin quebrarse en tiempos adversos

Actualizado: 4 abr 2020


Por Juanpablo Barrantes

Leader‘s Approach

(3 minutos de lectura)

Algunas veces la vida nos pone tiempos difíciles, los cuales se pueden manifestar por medio de una crisis ya sea personal, familiar, laboral e inclusive social.


Sea cual sea la crisis, es de suma importancia tener la habilidad emocional para “resistir sin quebrarse” mientras pasa lo peor, superándose a uno mismo mientras se aprende en el proceso.

La Resiliencia es la capacidad a resistir sin quebrarse moral o emocionalmente ante una calamidad, transformando el dolor en una fuerza motora interna, que en vez de afectar más bien contribuye a salir fortalecido de ella.


La Resiliencia es una virtud que hay que aprender a desarrollarla, entre más consientes seamos en entender y practicar esas conductas que nos ayudarán a superar las adversidades, mejor saldremos librados estas.


Evalúa estos hábitos que demuestran las personas Resilientes y trabaja diligentemente en ejercitar y fortalecer tus vulnerabilidades antes de que una verdadera crisis te golpee duro y sin previo aviso.


Hábitos de las personas altamente Resilientes:


Primer hábito: Estar conectado a tus Emociones.

Las personas resilientes entienden sus emociones y cómo manejarlas. Algunas personas dicen que suprimir lo que sientes es el mejor enfoque cuando estás pasando por tiempos difíciles, pero es todo lo contrario: suprimir tus emociones puede ser contraproducente. Las personas que están muy ansiosas o tienen muchas cosas en mente tienden a luchar con pensamientos no deseados. Las personas resilientes están conectadas con sus emociones y son conscientes de sí mismas, lo que les da más control.


Segundo hábito: Bloquear tu mente al pesimismo.

Las personas resilientes pueden superar la negatividad y profundizar para descubrir lo que la desencadena. Luego, en lugar de tomarlo en serio, pueden convertirlo en intenciones positivas. Las personas resilientes son optimistas y creen en su propia fuerza y ​​capacidad para superar cualquier problema. En una crisis, una persona resiliente será positiva, abierta y estará dispuesta a encontrar la solución. No se detendrán en el problema, sino que esperarán las soluciones futuras que deberían considerarse.


Tercer hábito: saber cómo recuperarse de la adversidad.

Las personas resilientes saben cómo recuperarse. La palabra resiliencia tiene su origen en la palabra latina resilire, que significa retroceder. La capacidad de recuperación es saber cómo recuperarse de la adversidad y los desafíos de la vida. Es algo que cualquiera de nosotros puede hacer, solo necesitamos aprender cómo hacerlo. Las personas resistentes y de mente dura no permitirán que las circunstancias de la vida los empujen hacia abajo y los retengan.


Cuarto hábito: Ser consiente de lo que se puede controlar y lo que no se puede controlar.

Las personas resilientes se sienten cómodas sin controlar todo. Saben cómo aceptar las circunstancias externas; entienden que lo único que pueden hacer es centrarse en lo que está dentro de su esfera de control: su propia actitud, sus propias emociones, su propio comportamiento, de tal forma que enfocan todo su esfuerzo en accionar sobre aquello que está bajo su círculo de influencia, siendo conscientes de aquello que no pueden controlar.



Estos hábitos no son fáciles de cultivar, pero si los conviertes en parte de tu caja de herramientas emocionales, sin duda te ayudarán a desarrollar la fuerza y ​​la resistencia para superar los peores momentos.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page