top of page
  • Foto del escritorJuanpablo Barrantes

Lecciones de liderazgo: cómo apalancar el acercamiento hacia los demás


Por: Juanpablo Barrantes.

Leader’s approach

(Lectura de 8 minutos)




Desde hace un tiempo atrás he venido buscando las razones por las cuales nos comportamos los líderes como tal, es decir, cuando demostramos con nuestro proceder comportamientos de dominio, protección, control, cooperación y principalmente influencia sobre los demás.


A través de los tiempos, hemos visto cómo muchas civilizaciones, naciones, empresas y equipos prosperan y logran el éxito gracias a sus líderes. Sin embargo, también hemos visto otras civilizaciones, naciones, empresas y equipos que fracasan y desaparecen por la misma razón: sus líderes!


Dónde está la diferencia entonces entre un liderazgo que conduce al éxito respecto a uno que lleva al fracaso? Existe una línea delgada y difusa de sutiles decisiones, de comportamientos y hasta de momentos determinantes donde en un instante se toma una decisión errónea, un comportamiento permisivo, una actitud nociva. Y luego pasa el tiempo y no hay conciencia de reflexión y corrección sobre todas estas malas decisiones y actitudes, no hay humildad ni actitud de introspección para enderezar el rumbo. Entonces todo se cae por el axioma del efecto compuesto*.

La ruta al éxito personal, el camino más largo y complicado, no hay atajos! Pocos estamos dispuestos a pagar el precio del auténtico liderazgo, porque pareciera que los principios y valores que lo definen trascienden de lo popular y lo mundano, ya que requieren de dosis altas y continuas de sabiduría y discernimiento.


Encamina tu liderazgo con autenticidad buscando siempre:

  • Ser honesto e íntegro

Si hay algo esencial que un líder debe entregar en todo momento es su credibilidad a través del ejemplo, esto solo se logra siendo un líder honesto e íntegro. El ser de una sola pieza, sin dobles caras o dobles discursos, abordando las situaciones difíciles con franqueza y transparencia. El saber discernir para hacer siempre lo correcto. Y el tener el carácter y la humildad suficientes para reconocer sus errores, pedir disculpas y aprender de ellos para no volver a cometer el mismo error dos veces. El líder íntegro garantiza prosperidad a largo plazo esté donde esté. El cimiento más sólido sobre el cual un líder debe formar a su gente y lograr su misión es con un primer paso fundamental: siendo honesto e íntegro.

  • Ser disciplinado y enfocado

La disciplina y el enfoque son de las herramientas más poderosas con las que un líder cuenta para lograr resultados sobresalientes de manera consistente, pero como toda herramienta de precisión, hay que saber usarlas... Una vez que se establecen los sistemas de gestión, interviene la disciplina para crear y mantener las rutinas de revisión de resultados y la rendición de cuentas. De estas revisiones surgen aspectos clave del desempeño, esos que representan el 20% de todas las variables pero que determinan el 80% de los resultados, y es aquí donde se aplica el enfoque del equipo: en resolver ese 20% de las variables que determinan el 80% de los resultados.

Particularmente pienso que el liderazgo hacia un equipo de trabajo es efectivo en la medida que se parta de una altísima dosis de disciplina en todo lo que se planee, se ejecute y se dé seguimiento para lograr los resultados esperados de manera consistente. Sin disciplina, cualquiera hace lo que sea, sin enfoque y probablemente sin ninguna rigurosidad hacia los sistemas que deben prevalecer para lograr resultados consistentes. Es clave -según mi criterio- poner la disciplina y el enfoque entre los aspectos básicos y esenciales que un líder efectivo debe mostrar hacia su equipo de trabajo.

  • Mostrar pasión y determinación en todo lo que se hace

El éxito que se obtiene de lo que uno hace de manera rutinaria es directamente proporcional a la pasión que uno le imprima en cómo lo hace. No se puede fingir, es un estado emocional que potencia las capacidades y destrezas de quien la exhibe. También, es la materia prima de la determinación, ya que un líder apasionado en lo que hace, demuestra un altísimo nivel de resolución tanto en su proceder como en su carácter.

Un líder apasionado y con determinación llega a tener una confianza tan plena en lo que ama hacer, que llega inclusive a apoyarse en muchas instancias de sus decisiones con una especie de sexto sentido o corazonada; es como ver más allá de lo cotidiano y lo tangible. Y esto le permite en muchas instancias el anticiparse en decisiones clave o en situaciones de crisis, donde se necesita siempre un líder resoluto y seguro de sí mismo. Esta cualidad de anticipar decisiones clave es una virtud que está reservada para aquellos que descubren en lo que aman hacer, su razón de ser y su esencia.

  • Tener visión y saber influenciar

Saber visualizar el futuro y tener la plena certeza de lo que espero cuando esté allí, esto sin duda es una cualidad más de un líder efectivo. Pero no queda ahí, sino mas bien se complementa con la habilidad de transmitir esa visión y hacerla que suceda poco a poco con la colaboración de su gente, es decir, a través de la Influencia hacia los demás. Algunos tenemos la Bendición de haber convivido con un líder que ha marcado nuestras vidas, alguien con quien nos sentimos totalmente comprometidos y a la vez inspirados hacia una causa en particular. Es muy común en el lenguaje del liderazgo el uso del término “discípulo”, de quien se entiende que es aquel que está dispuesto a seguir a su líder con un altísimo grado de convicción, lealtad y confianza. Por el contrario, hay líderes que son dis-funcionales, porque no logran esta conexión y mística con sus seguidores. A los seguidores de este tipo de líderes los conocemos como “mercenarios”, es decir, seguidores por conveniencia o por simple necesidad. El resultado tarde o temprano en un grupo conformado por mercenarios es el fracaso.

  • Ser perseverante y consistente

Cómo sabemos que estamos mejorando? Cómo sabemos si vamos bien o vamos mal respecto a algo que nos interesa? Lo que no se mide, no se mejora. Es decir, necesitamos de un punto de partida y un punto de destino, los líderes efectivos se logran ubicar muy bien en el tiempo y el espacio en el sentido de que saben dónde están y a dónde quieren llegar. Se trazan metas ambiciosas y retadoras, metas personales y metas para su equipo. Las metas son los medios por los cuales se van cerrando las brechas entre el punto de partida y el destino final. Gran parte de la esencia de un líder efectivo gira en torno -sobre todo- de sus metas personales, las cuales se convierten en catalizadores del crecimiento personal que se genera por efecto de la perseverancia que día a día se demuestra cada vez que se se hace algo por alcanzar una meta. Y como la práctica hace al maestro, eventualmente se genera credibilidad en la gestión del líder por la consistencia en los resultados, dado que no sólo son alcanzados eventualmente, sino consistentemente en el tiempo.

  • Ser reflexivo y resiliente

Lo difícil, lo que cuesta en la vida es lo que realmente te hace crecer. Mirar a los demás y criticar es muy fácil, pero no deja nada bueno para nadie en el proceso. Mirarse a uno mismo para generar autocrítica, eso es difícil, también es difícil ver lo mejor en los demás para reconocer, agradecer y apalancarse de las virtudes y fortalezas de las personas que nos rodean. Eso es la reflexión, saber mirarse a uno mismo para tener conciencia de nuestros vicios y virtudes. También lo es el saber mirar a los demás para sacar lo mejor de los que están mas cercanos. La capacidad de ser reflexivos nos ayuda a estar mejor preparados para esos momentos de crisis y de prueba cuando sufrimos algún tipo de revés en nuestra vida. En ese momento de prueba, el líder efectivo es resiliente ya que busca la razón o el sentido del porqué está pasando por ese “trago amargo”, además, busca soluciones prácticas y hasta “salidas de la caja” para recuperarse y salir adelante. Si aún así el efecto esperado no se da, muestra paciencia y adaptabilidad para volver a empezar desde el proceso mismo de reflexión para volver a entender y generar más propuestas de solución.

Honestidad e Integridad, Disciplina y Enfoque, Pasión y Determinación, Visión e Influencia, Reflexión y Resiliencia; aprende de estas cualidades e imprime tu propia esencia de liderazgo. Tu familia, tu equipo de trabajo y tu comunidad lo agradecerán y a la vez lo replicarán en la medida que se sientan inspirados por esa huella que dejas en la vida de todos los que te rodean.



*Axioma del efecto compuesta (Darren Hardy): “Todo en tu vida existe porque primero tomaste una decisión acerca de algo. Con el tiempo, cada decisión se convierte en un comportamiento, y cada comportamiento con el tiempo se convierte en un hábito”.

Leer también: “El paradigma de la consistencia” — www.jpbarrantes1973.wixsite.com/leadersapproach

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page