top of page
  • Foto del escritorJuanpablo Barrantes

La Balanza que Debemos Revertir

Por Juanpablo Barrantes

Leader’s Approach

3 min 📖




Finaliza el 2020, vacaciono en un lugar paradisiaco y mientras transcurren los días de descanso y placer, observo que todos aquí pertenecemos a tres grupos: los que hacemos nada por mucho (cuánto dinero cuesta no hacer nada en un lugar como este!), los que hacen algo por algo (todos los que trabajan aquí me parece que se la pasan bastante bien en su trabajo...) y finalmente los que hacen mucho por casi nada (todos los que pasan el día completo bajo el sol vendiendo a concesión lo que alguien más les ha encomendado por probablemente una miseria de paga).


También hay manipulación; en lugares como este te inducen a comprar una especie de paquete vacacional por cifras increíblemente comprometedoras a tu presupuesto o bien a lo que dé tu tarjeta de crédito.

Y sigue la manipulación... cualquier servicio que pidas o no, te lo extra cobran en la forma de una propina. Un tour por la ciudad, un trago, lo que sea! Todo lo que te ofrecen y tú eventualmente aceptas tiene un costo adicional: una propina... manipulación en su máxima expresión. La manipulación aquí toma la forma de necesidad: es el genuino pero solapado reclamo de esos que hacen algo tan solo por algo de paga, con tal de redondearse un ingreso más digno a costa de aquellos que hacen nada por mucho, porque se supone que si están ahí es porque pueden y por lo tanto tienen el “estatus” y el deber moral de retribuir a quien les brinde un servicio por ínfimo que sea, con algo más de lo que ya pagaron.


Aún así, cuando lo pienso mejor casi todo funciona así en este nuestro grandioso mundo capitalista, entre tantas transacciones debemos estar atentos en cuáles traen implícito esas manipulaciones que hasta el rato nos dejan obligaciones, desilusiones y hasta frustraciones. Pero no todo está tan mal, existen también esas raras excepciones en las que la prestación de un servicio, la adquisición de un producto o bien la simple interacción interpersonal suceden bajo una mística de autenticidad, respeto y justicia. Cuando una transacción o interacción es auténtica, respetuosa y justa: te sientes confiado en lo que recibes, es un sentimiento de seguridad que es generado porque percibes transparencia en el proceso, pero sobre todo la certeza de que lo que estás recibiendo es justo lo que necesitas o inclusive más de lo que esperabas.


Con esta contrastante realidad lo que queda es estar atento de todo lo que te ofrece este mundo para seleccionar en función de lo que tú puedas retribuir, sabiendo que cada una de las interacciones que eliges ayude a ser mejores personas, a ti y a los que están a tu alrededor. En la medida que seas consciente de esto, pero sobre todo que tengas el carácter para pasarte al reducido bando de personas auténticas, tendremos la Bendición de vivir en mundo mejor, y sabiendo también que la balanza entre lo auténtico y lo superficial eventualmente se pueda revertir.








19 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page