top of page
  • Foto del escritorJuanpablo Barrantes

Hazte Cargo!

Actualizado: 17 nov 2022

Por Juanpablo Barrantes

Leader’s Approach

5 min 📖


Qué cómodo es vivir en lo cómodo... lo más fácil casi nunca es lo más adecuado. No te confundas, porque lo más simple siempre es lo más sabio, el problema es que tiendes a confundir lo simple con lo fácil, y esto evidentemente es un gran error, error de ignorantes.


Tu vida está como está justamente por el hecho de si sabes o no la diferencia entre lo simple y lo fácil.


Porque cuando riges tu vida por lo fácil, sigues la consigna del mínimo esfuerzo, exiges mucho a la vida, pero a cambio das poco, o casi nada de vuelta a tu entorno. En contraste, vivir en lo simple es una filosofía de vida, ciertamente complicada de entender porque parte del conocimiento consciente e íntimo de ti mismo, continúa por el respeto que muestras a tu entorno y termina con la búsqueda de la trascendencia personal.


Cuál es entonces la diferencia entre vivir en lo fácil a vivir el lo simple?


Desafortunadamente, el grueso de la humanidad rige su destino por la inmediatez, es decir, la gratificación instantánea. Esto es, por ejemplo:


- la persona que está esperando que un milagro ocurra en su vida mientras hace poco o casi nada, de tal forma que algo gratamente inesperado cambie radicalmente su destino: ganarse la lotería, recibir una herencia, encontrar un tesoro escondido y estupideces así...


- la persona que, al margen de lo que es correcto, rige su destino a través de atajos y bajo la ley del mínimo esfuerzo: busca el camino más corto aunque éste sea el prohibido; generalmente lo aprende de sus padres (lamentable herencia) y hace trampa desde la escuela, continúa engañando en su casa, en el trabajo; así hasta que cae y lo desenmascara la cruda realidad de la vida. Siempre es y será así... una desgracia.


El otro día escuché a alguien quejarse por su trabajo actual, me dijo que estaba desmotivado porque sentía que su trabajo no era valorado y que además llevaba ya mucho tiempo esperando por una promoción laboral en esa Compañía. Inmediatamente lo que vino a mi mente fue —se está haciendo la víctima, esto es típico en aquellos con orientación a lo fácil—. Y para salir de dudas y constatar mi presentimiento le hice un par de preguntas.

—Y cuál es la principal razón, según tu opinión, por la cual no has logrado una promoción en tu trabajo? ‘Hmm, yo pienso que el no saber inglés me está limitando en cierta forma...’ —Y porqué piensas que el inglés te está limitando? ‘Bueno pues porque casi todas las plazas a las que he aplicado requieren una alta interacción en inglés...’ —Claro, ya veo... Y estás haciendo algo actualmente para mejorar tu nivel de inglés? ‘Actualmente no... es que no he podido porque... pero mi plan es...’

Tal y como lo pensé, es de esas personas que están esperando por un milagro mientras no hacen nada por sí mismos! Para este tipo de personas, echar la culpa a alguien mas como a su jefe, al sistema o al gobierno de turno es su mejor arma para justificarse a sí mismos y con esto ponerle una careta a su mediocridad crónica.


En contraste, vivir bajo la filosofía de lo simple parte del hecho irrefutable de que tu destino depende enteramente de ti mismo. De que todo lo bueno toma tiempo en esta vida, por tanto algunas de tus mejores armas son la paciencia, la ecuanimidad y la persistencia. Es ser exigente, muy exigente con uno mismo en el hecho de entender que tu única competencia es la persona que tienes frente al espejo, por tanto tu consigna es buscar ser un poco mejor cada día. Vivir en lo simple implica ser feliz y pleno con lo que uno tiene sin caer en el conformismo, pero tampoco sin sobrepasar en la ambición ciega de obtener lo que no necesitas realmente. En lo simple encuentras el significado de la vida porque interiorizas el amor propio, es decir, ese entendimiento de ti mismo que te hace tolerante con tus debilidades y al mismo tiempo orgulloso de tus fortalezas. Y cuando logras este dominio pleno de ti mismo, por consecuencia logras una conexión armoniosa con todo lo que te rodea.


Por esto, hazte cargo de tu vida! Vive el presente asumiendo plena responsabilidad de que tu destino no depende de nadie más que de ti mismo, el límite realmente no existe porque tú te lo impones cada vez que las dudas llegan a tu cabeza, por eso confía en tu instinto y deja que tu propia inspiración te lleve cada vez más lejos mientras disfrutas del viaje...




13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page